Institucional Autoridades Miembros




Documento sin título

En 1954 se realiza el primer intento de organizar gremialmente a los egresados universitarios en un organismo interdisciplinario, pero con la cararterística de ser un agrupamiento de personas y no en base a las instituciones preexistentes, alguna de las cuales tenían ya varias décadas.

Desde 1958 son las entidades profesionales universitarias las que necesitan crear una Confederación para nuclear las diferentes disciplinas. El debate fue extenso y de fondo. Coexistían en esa época distintos ordenamientos:

  • Entes creados por la libre voluntad de los profesionales, con muchos años de actuación en los aspectos de defensa gremial, capacitación y solidaridad social.


  • Instituciones creadas por ley, para colaborar con el Estado en la inscripción matricular y la observancia del cumplimiento de normas éticas en el desempeño profesional.


  • Entidades creadas por ley, pero cumpliendo también, funciones gremiales.


  • Caja de Jubilaciones profesionales. 

  • Círculo de desarrollo y divulgación científica.


La decisión final fue la creación, el 7 de diciembre de 1973, de la Confederación General de Profesionales de la República Argentina (C.G.P.), Integradas por las Confederaciones y Federaciones Nacionales representativas de cada disciplina profesional universitaria y por las Federaciones interprofesionales provinciales y de la Capital Federal.

El rasgo distinto es que todas las entidades miembros deberán tener fines eminentemente gremiales.

Así, si en una disciplina hay una entidad de libre asociación y otra distinta, creada por ley, en la C.G.P. se integrará la primera y si en otra profesión hay una entidad única, con funciones gremiales y simultaneamente con control de matrícula, ésta también se asocia a la C.G.P.. Asimismo, desde 1985, componen la C.G.P. las Federaciones nacionales interdisciplinarias de profesionales universitarios que trabajan en relación de dependencia en el Estado.

Desde su creación, se fue ampliando permanentemente la plataforma estructural de la C.G.P., para cumplir con los objetivos fundacionales en defensa de los intereses profesionales y su jerarquización.

Al ser la nuestra, una entidad de tercer grado y carácter gremial, sus fines están en consonancia con esta definición y debe, por principio, armonizar sus fines con la defensa del bien común.

A tal efecto deberá:


  • Realizar el diseño de una política en consonancia con la realidad del país.


  • Podrá: Estudiar, fundar y emitir opinión relativa al análisis de los problemas de la comunidad argentina y cualquier otro asunto de interés público.


  • Efectuar peticiones ante los poderes públicos y apoyar iniciativas que eleven los niveles materiales y morales de la comunidad en general y de los profesionales en particular.


  • Bregar por la adecuada reglamentación del ejercicio de todas las profesiones, procurando que las habilitaciones para el ejercicio profesional sean otorgadas por las propias entidades profesionales.

  • Participar en los diferentes organismos nacionales y provinciales que convoquen a las organizaciones intermedias, para analizar, evaluar, concretar, planificar, extraer conclusiones que impliquen aportes para el Gobierno Nacional y los Gobiernos provinciales y municipales fijando con firmeza el marco de actuación aventando conclusiones respecto al rol de los partidos políticos que, naturalmente, tiene su espacio perfectamente definido en la Constitución Nacional, el que es indelegable e insustituible.


  • Representar a los profesionales ante los organismos nacionales e internacionales con incumbencia en las áreas culturales y educativas.


  • Accionar gremialmente para permitir una auténtica representación y defensa profesional.


  • Ejercer la representación gremial de los profesionales del país ante las entidades públicas y privadas.


  • Promover la remuneración adecuada del trabajo profesional, en el sector público y en el privado.


  • Defender la jerarquía y prestigio de todas las profesiones.



Reflexion Final

Pensamos que no hay soluciones de real trascendencia para el sector profesional que no pasen, necesariamente, por las soluciones de la sociedad en su conjunto.

Así como cada vez más sectores de nuestra sociedad piensen que muchos de los problemas básicos de nuestro país no se resuelven por la acción de un solo partido político ni tampoco un solo sector social, tampoco muchos problemas trascendentales de los profesionales los puede resolver una sola disciplina.

Este convencimiento compromete al accionar de los dirigentes profesionales universitarios, quienes seremos representativos no solamente por haber sido electos, sino por interpretar y realizar en los hechos el sentir y las necesidades de nuestros representados.



Documento sin título